Buscar

CIDi FADA UNA

Somos el Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Arte de la Universidad Nacional de Asunción.

Etiqueta

hábitat y vivienda

Por primera vez, la sociedad civil aporta recomendaciones para la evaluación del Paraguay en el derecho a la vivienda

Paraguay será evaluado el próximo 5 de mayo sobre los avances en el cumplimiento de los Derechos Humanos. Será durante el Examen Periódico Universal, más conocidos por las siglas EPU.

El EPU es un instrumento de rendición de cuentas del Sistema de Naciones Unidas. Evalúa la situación de los derechos humanos de los países miembros. Esta evaluación se realiza cada cuatro años.

La rendición de cuentas se viene preparando desde el Paraguay desde hace varios meses. El Ministerio de Relaciones Exteriores es la institución encargada de elaborar un informe del país. Sin embargo, desde la sociedad civil organizada (oenegés) también es posible colaborar por medio de un informe técnico con recomendaciones específicas sobre la situación de los derechos humanos de los ciudadanos paraguayos y paraguayas.

En lo que refiere al Derecho a la Vivienda y el Hábitat adecuados, Hábitat para la Humanidad Paraguay conformó una Alianza con otras organizaciones para presentar por primera vez desde la sociedad civil, un informe que contiene recomendaciones para el fortalecimiento de las políticas públicas relacionadas a la vivienda y el hábitat.

La Alianza para la Vivienda y Hábitat Adecuados fue conformada por Hábitat para la Humanidad, TECHO Paraguay, Fábrica Social y el Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Arte de la Universidad Nacional.

El documento presentado desde esta Alianza tiene 3 enfoques principales: La Ley de Fomento de Vivienda y Desarrollo Urbano, el financiamiento asequible y la alianza público privada y, finalmente,  las políticas de mejoramiento integral de viviendas en asentamientos precarios.

Parte de este documento detalla las siguientes recomendaciones para el Estado:

  • En lo legislativo, que se operativice la Ley N°5638 de Fomento de la Vivienda y Desarrollo Urbano adaptado al contexto del Covid-19 y como mecanismo de reactivación económica del país, ,  y se reactive el Comité Nacional de Vivienda y Hábitat según Decreto N°6043.
  • En relación al financiamiento asequible, que se promuevan estrategias entre el sector público y privado para ofrecer financiamientos a familias de ingresos medios y bajos, y, que disponga de recursos para el fondo de garantía para vivienda a familias consideradas de alto riesgo.
  • En referencia a los asentamientos, que se adopte y fortalezca políticas de mejoramiento integral que aseguren procesos de tenencia segura, acceso a servicios públicos y participación, considerando sus necesidades, capacidades y organizaciones comunitarias. El documento también sugiere prevenir los desalojos forzosos a través de la planificación urbana fortaleciendo programas existentes.

Es importante destacar que en la última evaluación  EPU del 2016, no existió ninguna recomendación relacionada al acceso y a la política de vivienda, al Derecho a la ciudad y al medioambiente saludable. Hoy en día, considerar estos aspectos es fundamental para el cumplimiento de la Agenda 2030 y los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible).

Te invitamos a conocer más y firmar un pedido de apoyo a las recomendaciones presentadas, a través del siguiente enlace: https://bit.ly/3cQZgKm


Redacción: Hábitat para la Humanidad Paraguay

SENAVITAT y FADA-UNA trabajan con Cities Alliance y las instituciones del Comité Nacional del Hábitat en la construcción participativa de la primera Política Nacional de la Vivienda y el Hábitat del Paraguay

La nueva Política servirá de guía para formular los planes, programas y proyectos institucionales orientados a garantizar el acceso a la vivienda y el hábitat dignos y adecuados para la población en todo el territorio nacional.

Tapa

En el marco del proyecto “Consultoría para el Desarrollo de una Política Nacional de Hábitat y Vivienda, Paraguay”, la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (SENAVITAT), la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de Asunción (FADA) y el Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación de esta institución (CIDi) realizaron el diseño de la Política, en conjunto con la organización internacional Cities Alliance y el Comité Nacional del Hábitat. El proyecto, que inició en abril de 2017, terminó de ejecutarse en julio del presente año.

El proceso para diseñar una política de esta envergadura no ha sido un camino rápido y fácil de recorrer. El hecho de que esta sea la primera Política en materia de hábitat y vivienda del Paraguay, a pesar de ser un importante galardón, no es lo más destacable de esta iniciativa. Lo que fortalece a esta Política y le dota de una validez indiscutible es su construcción misma, la cual está cimentada en el minucioso esfuerzo del equipo técnico para mapear cada instrumento de planificación relacionado, para rescatar los esfuerzos realizados por diferentes instituciones —algunas datan del año 1964, como el Instituto Paraguayo de Vivienda y Urbanismo (IPVU)— y para estudiar experiencias regionales e internacionales que se entrelazan con nuestra coyuntura y la hacen aplicable a nuestra singular realidad nacional. La colaboración de las 67 instituciones públicas y de la sociedad civil que conforman el Comité Nacional del Hábitat  fue fundamental, ya que con su aporte fortalecieron aun más el andamiaje que sostiene esta propuesta.

Es decir, prácticamente todos y cada uno de los actores clave formaron parte de la construcción de esta Política, que no pretende hacer alarde de ser la recientemente descubierta panacea en materia de hábitat y vivienda del Paraguay, sino que más bien recoge el invaluable aporte de lo que ya se viene haciendo en este ámbito, tanto a nivel nacional como internacional, y vuelca ese contenido en este documento final, a partir del análisis minucioso de cada uno de los profesionales que trabajaron en su elaboración, con miras a construir juntos un futuro mejor para todos los paraguayos. A esto se suma su concordancia con los lineamientos de la Nueva Agenda Urbana, ubicándose así a la vanguardia a de los estándares internacionales, sin desatender las necesidades a nivel local.

Nos enorgullece decir que la combinación de estos factores es la piedra angular que sostiene la calidad de este instrumento y deja de manifiesto el éxito de su aplicación en futuros proyectos que apunten a garantizar una vivienda digna para los habitantes de nuestro país.

La legitimidad de este proceso, que constituye el común denominador de los proyectos del CIDi, se sustenta en dos pilares importantes: la calidad técnica de los componentes del equipo y el incansable debate democrático y participativo de todas las personas e instituciones representadas, incluida la ciudadanía. 

Es el deseo de todo el equipo que esta Política sea un instrumento de cambio que guíe la transformación territorial de nuestro país hacia un Paraguay más justo y digno para todos.

—//—

Descargar aquí el texto completo de la Política Nacional de la Vivienda y el Hábitat.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑